Adriá reconoce que cerró el Bulli porque se le estropeó la Thermomix

Ferrán Adriá, genio de los fogones y para muchos el mejor cocinero del mundo, ha reconocido en su entrevista más íntima los verdaderos motivos del cierre de El Bulli, su restaurante ubicado en la localidad gerundense de Roses. En ella, asegura que lo de crear una fundación solo era una excusa.

“La realidad es que se me estropeó la Thermomix. Y sin ella no soy nadie. Todas mis deconstrucciones, esferificaciones e ideas geniales procedían de esta inseparable compañera de fatigas. Cuando se rompió caí en una depresión profunda, como si me hubieran cortado un brazo”, comentó Adriá a los medios.

Cuando se le preguntó si no la podía haber arreglado, la respuesta fue que “los sueldos de un cocinero con 3 estrellas Michelín no permiten cubrir más gastos que los imprescindibles. Arreglar mi Thermomix se salía del presupuesto. Hay quien me animó a comprar una nueva o buscar una alternativa, pero no es lo mismo”.

Ferrán añadió también que hizo algunas pruebas, como meter una batidora de vaso en el microondas para ver lo que salía, pero el resultado no fue el esperado. Con toda la tristeza de su corazón, anunció a su personal que el restaurante cerraba sus puertas para siempre.

loading...