Chuck Norris se reanimó a si mismo cuando sufrió el infarto

Chuck Norris ha sido noticia esta semana tras dos infartos de los que salió airoso, el segundo de ellos ya en el hospital. Según cuentan los enfermeros que lo estaban atendiendo Chuck, en pleno infarto, le quitó de las manos el desfibrilador al doctor que le atendía para aplicárselo él mismo. “Quita hostia, que ya lo hago yo”. Tras dos descargas, se puso sus botas y su sombrero y salió por la puerta. Lo más curioso es que el equipo estaba todavía apagado, ya que aún no lo habían puesto en marcha.

Chuck amenazó a los médicos que allí se encontraban. “Estaba echando la siesta joder. La próxima vez que un tío me toque le pego una hostia que lo visto de torero, ¿ha quedado claro?”.

Los doctores intentaron retenerlo para hacerle algunas pruebas pero el famoso actor se negó tajantemente: “Mandadme un correo con lo que tengo que hacerme, que ya me lo hago yo en casa si me da la gana”. Y tras estas palabras se marchó por el pasillo tocando y sanando instantáneamente a otros enfermos del hospital.

loading...