La Guardia Civil cambiará tricornios por barretinas el 1-O para calmar los ánimos

Tras las fuertes críticas recibidas por parte de diversos sectores, el Gobierno ha decidido impulsar una medida para hacer comprender a la sociedad catalana que la Guardia Civil está allí para garantizar la seguridad de todos los ciudadanos. Es por ello por lo que el 1 de octubre, los agentes de la Benemérita cambiarán su habitual tricornio por barretinas.

El Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha explicado que “si el problema es la indumentaria, estoy dispuesto a ordenar hasta que sustituyan las botas militares por unas alpargatas negras con calcetas blancas”. Los sectores más radicales pro-independentistas conciben el cuerpo de la Guardia Civil como una fuerza de ocupación. De ahí la intención del Gobierno de hacer cambiar esta perspectiva negativa con medidas como ésta. Pero no solo habrá cambios en el uniforme. Zoido ha explicado que si se ha de acceder a la planta alta de algún edificio, los agentes tienen orden de elevarse haciendo un castellet, al estilo colla castellera. Nada de escaleras fabricadas en España.

Aunque la disposición se inaugurará el 1 de octubre, el ministro ha señalado que ya se está realizando una labor de concienciación en el cuerpo. “De momento, los agentes almuerzan pa amb tomaca, y por la tarde meriendan fuet de Casa Tarradellas”. De este modo, según el político, abonamos el terreno para lograr la conciliación entre Guardia Civil y pueblo de Cataluña.

loading...