Los niños de San Ildenfonso se quejan de que en la bola no se ve una mierda

Se acerca el tan esperado sorteo de la lotería de navidad y todo el mundo va acumulando sus boletos en espera de la suerte que está por venir. Una suerte que como viene siendo habitual según marca la tradición, traerán los niños del colegio de San Ildefonso con sus cánticos habituales.

Sin embargo, nadie presta atención a las necesidades de estos angelicales niños de voces estridentes. Cada año sudan la gota gorda para, una vez recogida la bola, leer el número que tiene impreso sin equivocarse, al ritmo infernal del sorteo, con las cámaras apuntándoles y con toda España pendiente de ellos desde sus casas. La Voz del Becario ha conseguido en exclusiva las declaraciones de uno de los niños, hablando muy bajito y mirando de reojo detrás suya, y pidiéndonos por favor que lo mantuviéramos en el anonimato.

“El rollo es que no se ve una mierda en la bola. Hacen las bolas muy chicas para que quepan todas en el bombo, y escriben los número muy pequeñitos y nos cuesta mazo leerlas. Yo me invento algunas veces el número, porque es que si tardamos mucho en decirlos después nos meten 2 semanas en la celda de aislamiento. Ensayamos todo el año en los barracones y solo salimos el día del sorteo. Ayúdame por favor.”.

Simpáticas declaraciones con gran sentido del humor de nuestro entrevistado que ya se llevan junto a sus compañero entre gritos de júbilo.

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *