El País Vasco aprovechará que la policía estará el 1-O en Cataluña para proclamar su independencia

Según los círculos más íntimos del movimiento abertzale, la estrategia para lograr la independencia del País Vasco pasa por aprovechar la ausencia de las fuerzas de seguridad el próximo domingo 1 de octubre.

Ha trascendido que el movimiento independentista ha elaborado una hoja de ruta en la que dispone que a las 7:00 de la mañana del domingo sonará el himno Eusko abendaren ereserkia. Todos los vascos se levantarán al unísono para poder contar a sus nietos lo que denominarán como el glorioso alzamiento (de la cama) del pueblo vasco. Acto seguido pasearán una ikurriña de más de un kilómetro por las principales calles de cada ciudad. La bandera ha logrado esquivar los controles de seguridad al permanecer escondida en el estómago de varios vascos que han aguantado como jabatos su ingesta y posterior ocultación. Como muestra del pacifismo del acto, los manifestantes portarán claveles rojos que colocarán en los tubos de escape, a falta de cañones de armas policiales. La clausura del acto tendrá lugar en la plaza mayor de cada ciudad: una pesada estatua de Franco –colocada la noche anterior- será derribada por un solo vasco, sin despeinarse.

El lunes, según el plan de los abertzales, Euskadi será un país independiente. La próxima gestión en la hoja de ruta será negociar su adhesión a Europa, pero lo harán a grito pelao, desde una taberna de Errentería hasta Bruselas.

 

loading...