Un perro recorre más de 100 kms. para morder a su dueño tras ser abandonado

Un vecino de Lucena, Antonio Gómez, se dirigió a Fuengirola a pasar sus vacaciones como cada año. Sin embargo, este año decidió lamentablemente abandonar a su perro Golden Retriver porque según comentó a algunos amigos “estoy hasta los coj…. del perro, que no puedo ir a ningún sitio sin tener que cargar con él. En la primera gasolinera lo mando a freir puñetas”.

Lo que no imaginaba Antonio es que nueve días después y tras muchos remordimientos su perro iba a aparecer allí mismo en la playa, husmeando cada esquina a la búsqueda de su dueño. En ese momento Antonio cayó en un terrible sentimiento de culpa y fue corriendo a abrazarse a su perro y premiar su fidelidad. Sin embargo, y según testigos presenciales, el perro venía farfullando raro y con cara de estar diciendo algo así como “serás hijoputa, dejarme a mi tirado así”, y en cuanto lo tuvo a tiro le endosó una mordedura en salva sea la parte que provocó un alarido que dicen llegó a ser escuchado en la sierra malagueña.

El perro dio media vuelta y se dirigió de vuelta a casa haciendo auto-stop, con carita de perro abandonado y fue recogido por una familia ajena a lo ocurrido, mientras Antonio era curado de sus heridas en el puesto de socorro.

loading...