Puigdemont reconoce que el objetivo era evitar que Pitingo actuara en Barcelona

La verdad salió a la luz finalmente. No se trataba ni de identidad, ni de competencias, ni de una deuda histórica. El pulso al gobierno, el desafío independentista estaba dirigido a evitar que Pitingo actuara en  Barcelona como estaba previsto.

“Ahora que se ha confirmado la suspensión del concierto podemos respirar y relajarnos todos. Ya no hace falta que Rajoy ordene el 155, ni vamos a hacer ninguna DUI ni nada de nada. Las empresas pueden empezar a volver y aquí no ha pasado nada. ¡Viva España”. Con estas palabras Carles Puigdemont pone fin al conflicto y da carpetazo al asunto. No descartan eso sí que algún día puedan retomar el tema de la independencia, “por ejemplo si Paquirrín amenaza con visitarnos, entonces la DUI está garantizat”.

Mariano Rajoy ha agradecido el gesto: “Finalmente la cordura se ha impuesto, y Pitingo ha reflexionado por el bien de España, le agradecemos el gesto.”

loading...