Cuenca instaura una tasa para los que pongan a su pareja mirando a la ciudad

Poner mirando a Cuenca dejará de ser gratis

El Ayuntamiento de Cuenca ha informado esta mañana que a partir de ahora, todo aquel que ponga a su pareja mirando a su ciudad, tendrá que pagar una tasa por derechos de imagen de la ciudad.

El alcalde ha sido claro al respecto. “Miles de jóvenes en toda España y en todo el mundo  disfrutan con sus parejas en la posición sexual más placentera de todas las existentes apuntando hacia nuestra ciudad, mientras aquí no vemos ni un euro. No podemos seguir consintiendo esto”.

El problema vendrá dado en la forma de cobrar esta tasa, ya que al ser un acto íntimo habría que confiar en la buena voluntad de los españoles. El alcalde aclara: “Evidentemente no podemos poner una cámara en cada casa, lo hemos preguntado y no es posible, pero los españoles no saben disfrutar del sexo sin contarlo después por ahí. Así que si quieren presumir de haber puesto a alguien mirando a Cuenca tendrán que pagar o se arriesgan a la multa”.