El cámara de Al Rojo Vivo harto de que Ferreras le señale con el dedo
CINE&TV

Ferreras se pide un día de asuntos propios para conocer a sus hijos

Antonio García Ferreras ha solicitado por fin, a sus 52 años de edad, su primer día de asuntos propios en la empresa. Según parece lo utilizará para conocer a sus hijos, a los que aún no ha podido ver, ya que vive en el despacho de Al Rojo Vivo desde hace muchos años, donde come y duerme. «Nunca sabes cuando puede saltar la noticia», aclara Antonio.

«Me duele mucho dejar a los compañeros tirados un día, y estoy agobiado porque se que basta que falte un solo día para que haya un vuelco en el juicio del procés, o cualquier otra cosa importante pase y me lo pierda. Pero es que ya no puedo demorarlo más, mis hijos son ya muy mayores y se merecen conocer a su padre, es de justicia».

Antonio se llevará por si acaso el móvil, el portátil, un busca, y un teléfono vía satélite por si todo lo demás falla, además de disponer de un helicóptero en el jardín de su casa. «Una cosa es que no vaya al trabajo y otra que me haya vuelto loco, tengo que garantizar que puedan encontrarme si ocurre algo».



LVDB es un sitio de humor, como dice nuestro aviso legal