La Infanta Leonor hereda el cargo de delegada de clase

Con la única oposición de su compañero Pablito, que fue llevado al despacho del director

La Infanta Leonor comenzó sus clases en el día de ayer Santa María de los Rosales de Aravaca. Tras la presentación de los profesores y las normas de convivencia, llegó el momento de elegir delegado de clase.

“Nos complace anunciaros, queridos niños, que Leonor será vuestra nueva delegada de clase tras recibir el cargo en herencia. Estamos todos honrados y convencidos del buen trabajo que hará en vuestro nombre. Gritad todos conmigo, ¡viva Leonor!, ¡viva!”.

El único niño que no quiso gritar fue Pablito, que preguntó al profesor por qué en otras clases podían elegir a su delegado y en la suya no. Naturalmente fue llevado hasta el despacho del director, donde se realizó la pertinente llamada telefónica a sus padres.

Leonor agradeció el gesto, así como la asignación que recibirá en cheques para la cafetería. Después ofreció su primer discurso, que arrancó una sonora ovación de sus compañeros. “Tengo que reconocer que me han ayudado los que hacen los discursos a mi papi”, confesó adorablemente.