POLÍTICA

Expulsan a Rufián también del bar de al lado del Congreso

Gabriel Rufián, ha sido expulsado esta mañana del Congreso de los Diputados por la presidenta Ana Pastor, tras un rifirafe del diputado de ERC con Borrell. Tras su expulsión, Gabriel decidió acercarse al bar más próximo del congreso para tomar algo y relajar los nervios tras su disputa.

Según parece, otra desavenencia, en este caso con el dueño del bar, hizo que fuera nuevamente expulsado. “Pidió crema catalana y le dije que no teníamos, y me llamó fascista. Y mire usted, yo en mi bar pongo lo que me da la gana, así que lo eché de patitas en la calle”, decía el hostelero muy cabreado.

Más tarde, Rufián fue expulsado del autobús, del colegio cuando fue a recoger a los niños y de su gimnasio al que fue a liberar un poco la tensión. “Nadie me entiende, estoy muy solo, a ver si voy a ser yo”, decía apesadumbrado a sus compañeros del partido que trataron de levantarle el ánimo.