MUNDO

Batalla campal en Wuhan entre pangolines y murciélagos. Se culpan unos a otros de extender el coronavirus

La policía china y fuerzas especiales han tenido que intervenir en las últimas horas en la ciudad de Wuhan ante lo que han descrito como «una batalla campal» entre bandas de pangolines y murciélagos.

«Ambas especies se culpan los unos a los otros de haber extendido el coronavirus en el mundo entero y se tienen muchas ganas, por lo que han quedado por internet para pegarse en una cueva de los alrededores de la ciudad. Ha sido tremendo, ha habido varios muertos y muchos hospitalizados, porque se han dado muy fuerte», decía un policía chino todavía consternado ante lo que había presenciado.

Los murciélagos se defienden, aludiendo a que ellos no han contactado con los humanos y por tanto no son responsables. «Se están diciendo muchas mentiras, hay mucho meme por ahí difamándonos, y nuestra comunidad está quedando muy mal parada, cuando aquí el que ha infectado a los humanos es ese estúpido bicho con armadura». Por su parte, los pangolines no se hacen responsables, «esas ratas voladoras nos lo pegaron y ahora nosotros somos los que quedamos mal, los vamos a reventar».



LVDB es un sitio de humor, como dice nuestro aviso legal