Retirada una partida defectuosa de vaginas en lata que solo funcionaban los sábados por la noche

“Se han pasado con el realismo”, se quejaban los compradores

Una partida de 5.000 vaginas en lata ha sido retirada del mercado tras haber sido identificadas como defectuosas por el fabricante, después de haber sido inundado de quejas a través del teléfono y redes sociales.

Todos los clientes se quejaban de lo mismo, la vagina en lata solo funcionaba los sábados por la noche. El resto de días se obstruía, o se atascaba. “Se han pasado con el realismo, para tener que esperar al sábado no me hacía falta este chisme”, se quejaba amargamente por Twitter uno de los compradores.

Las primeras indicaciones de la empresa a los afectados no surtieron efecto, como introducir en la vagina un ibuprofeno, abrazarla un rato antes de usarla, o mandar a los niños con la abuela, por lo que finalmente se decidió por la retirada y el reembolso. “No entendemos lo que ha podido pasar, hablaremos con los diseñadores para que retoquen el programa y funcione al menos también los festivos”.