Testigos de Jehova aprovechan un fallo en Zoom para videollamar uno a uno a todos los usuarios de la aplicación
CIENCIA&TECNOLOGÍA

Testigos de Jehová aprovechan un fallo en Zoom para videollamar uno a uno a todos los usuarios de la aplicación

Una fallo de seguridad en la famosa aplicación de videoconferencias ha sido aprovechada por Testigos de Jehová para continuar con su obra de difundir la palabra de Dios, mermada por las restricciones de la cuarentena, colándose en nuestros hogares por una ventana virtual, ahora que las puertas físicas de casa están cerradas.

“Al principio salíamos a predicar con un perro”, nos cuenta uno de sus predicadores, ”pero también prohibieron sacarlos en compañía, y los Testigos de Jehová siempre vamos en parejas a todas partes. Incluso al baño”, confiesa, “Aunque a veces nos veáis en grupo, nunca sumamos impar… Empezamos a hacerlo porque era más llevadero repartirse los guantazos entre dos al poner la otra mejilla, y al final lo acabamos incorporando a los estatutos”

“Se cuelan en las videollamadas sin llamar”, protesta un afectado de Zoom, “les da igual que estés en plena reunión de negocios como echando un casquete virtual con tu novia. Te cortan el rollo y encima no puedes darle un par de guantazos, como antes”. Zoom ha pedido disculpas públicamente y ha reforzado su seguridad. A partir de ahora las llamadas contarán con un filtro. Si los que te llaman sonríen demasiado y van en pareja, saltará un aviso de Spam.



LVDB es un sitio de humor, como dice nuestro aviso legal